SUELO Y CLIMA
07 de octubre de 2015

Nuestra comarca está situada a una altitud entre 900 y 1.000 metros.
Los suelos son calizos con poca materia orgánica, textura arenosa y poco fondo, lo que da lugar a bajas producciones.
La pluviometría anual sobre nuestra localización es media o media-baja, rondando los 400 litros anuales por m2, con una insolación de 3.000 horas de sol despejado al año.

Los veranos son calurosos, llegándose a alcanzar los 44º C y los inviernos son moderados, dándose raras veces temperaturas inferiores a -8º C.

Los saltos térmicos elevados entre el día y la noche son muy beneficiosos en la obtención de uva tinta de calidad, pues favorece la síntesis de polifenoles y por lo tanto de materia colorante.

Las condiciones de suelo y clima tan extremo para el cultivo, favorecen las bajas producciones y el proceso de maduración del fruto, con gran concentración de color, taninos y aromas. Todo ello proporciona a la baya una alta expresión de las características organolépticas.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies o continua navegando por ella. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar